6. Motivando y capitalizando la apropiación local

Para crear auto-sustentabilidad es imprescindible que la comunidad y miembros beneficiados por una iniciativa persigan su propio desarrollo lo más independientemente posible.

En primer lugar porque cuando las personas se apropian de los programas e iniciativas dirigidos a satisfacer sus propias necesidades e intereses, es más probable que éstos se aborden con soluciones más adecuadas (pertinentes) a su contexto local, creando las condiciones para una mayor apropiación (control) y participación de los agentes locales.

Lo anterior también es importante porque el limitado número y la falta de estabilidad de las fuentes de financiación (tanto públicas como privadas) hacen que las iniciativas de desarrollo dependan no sólo del apoyo externo sino también del apoyo de las comunidades con las que trabajan.

Motivar la apropiación y el empoderamiento de los agentes locales y hacer de la participación social una dimensión transversal de la iniciativa ayuda a aprovechar mejor los recursos políticos y financieros locales ya disponibles, necesarios para mantener las iniciativas a futuro. El fomento de los mismos puede contribuir a subsanar las lagunas de las iniciativas y sus proyectos y, por lo tanto, a reducir la necesidad de apoyo externo (dependencia). Esto es, facilitando que los agentes locales compartan sus diversos productos, servicios y otros recursos, la necesidad de adquirir los fondos para cubrirlos se minimiza.

Por ello, definir estrategias específicamente dirigidas a asegurar la participación de la comunidad local en el diseño, implementación y evaluación de los programas, parece incrementar el nivel de auto-sustentabilidad de las iniciativas (su apropiación) del proceso, dando a sus programas mayores posibilidades de supervivencia en caso de no contar más con apoyo financiero o de que los implementadores de las iniciativas de desarrollo tengan que retirarse del proyecto.

Sin embargo, aumentar la participación de la población es difícil, especialmente en contextos donde las comunidades están habituadas a ser beneficiarias pasivas de programas e incentivos públicos, y/o donde sus habitantes están divididos por barreras socioeconómicas o, por ejemplo, raciales.

Para estimular la participación y apropiación locales ver:

Contribuciones voluntarias

Sistemas de trueque alternativos 

Estructuras y técnicas para la participación, organización y negociación locales 

Priorizando educación y formación técnica relevantes

Manteniendo la rectoría local

Mostrar medios concretos para contribuir / impactar

♣ Métodos para la selección de objetivos y prioridades

Incentivos para la cooperación

♣ Claridad en la definición de roles y responsabilidades

Más aún, las iniciativas de desarrollo que ya cuentan con un cierto grado de apropiación local demuestran que esto puede capitalizarse si se consagran esfuerzos concretos para rastrear y sistematizar el valor de los servicios y recursos ya aportados por sus comunidades/actores (creando, por ejemplo, inventarios de contribuciones voluntarias comunitarias). Esto puede ayudar a atender la preocupación de los donantes por la falta de apropiación local que saben suele limitar la sustentabilidad a largo plazo de sus inversiones y facilitar el establecimiento de fondos paritarios o contrapartidas que tengan en cuenta el valor de estas contribuciones, sin comprometer la capacidad de los beneficiarios para negociar sus opiniones y responsabilidades (Manteniendo la rectoría local).

Estrategias relacionadas en:

Mapeo y planificación de fuentes inherentes de sustentabilidad, capacidades y desventajas corrosivas

Sistematización

Contribuciones voluntarias

♣ Directorio de participantes/recursos

Fondos paritarios o contrapartidas

Creando y capitalizando recursos locales

Manteniendo la rectoría local

Otras estrategias relacionadas:

♣ Motivando y capitalizando la apropiación local