Informe de Desarrollo en China • China Development Brief • 中国发展简报 • China

China Development Brief 
中国发展简报

Ofrece una plataforma en línea para difundir información sobre la sociedad civil en China y promueve su interacción y fortalecimiento.

Beijing, China 
Website 
Foto por: Emilia Székely

“Aprovechando nuestra plataforma, en Informe de Desarrollo en China buscamos promover el intercambio de ideas, conocimientos, experiencias y enfoques de desarrollo; ampliar las oportunidades para que las organizaciones no gubernamentales de base difundan su voz; y acercarlas a recursos de financiación, talento y capacidad”. (Sitio Web de China Development Brief ).

China es un país con una fuerte presencia del Estado en la gestión de iniciativas socio-ambientales.  En 1996, Nick Young, del periódico The Guardian, creó un boletín impreso llamado “Informe de Desarrollo en China”,  con el propósito de circular conocimiento que contribuyera al fortalecimiento de la sociedad civil en el país asiático. Con el tiempo, esta iniciativa se fue convirtiendo en una plataforma digital más compleja (y accesible a un mayor sector de la población). Sus contenidos en chino y en inglés buscan promover el intercambio de información (investigación, consultoría, comunicación de experiencias) y el encuentro entre proveedores de recursos y sus solicitantes (empleos, materiales, fondos, habilidades, conocimiento, etc). 

Actualmente, organizaciones no gubernamentales, fundaciones, empresas, individuos y centros de investigación, pueden hacer uso de este sitio para promover sus proyectos y eventos. Además, pueden enterarse de novedades en el campo de la sociedad civil en China a través de las secciones de “Noticias”, la de “Artículos”, la de “Eventos” o la de “Publicaciones”. También pueden identificar y vincularse con otras organizaciones civiles ya sea de desarrollo o de caridad gracias a la sección de “Directorio”, en la que el Informe de Desarrollo en China, primero mediante el envío de cuestionarios y después con el apoyo de actualización realizado por su equipo de edición, ha compilado un listado de proyectos de desarrollo llevados a cabo por la sociedad civil en China desde hace varios años.  En el caso de la versión en chino, las iniciativas pueden registrarse en el directorio a través de un formato con el que informan, mediante etiquetas, sus objetivos, mayores logros, mayores proyectos, donantes y asociados principales, distinciones, redes sociales, contacto, perfil legal, región, sector, año de origen, cantidad de personal en China, afiliación religiosa, misión, conexiones sociales, ubicación, etc.

En este marco, el Informe de Desarrollo en China ha publicado información de interés como entrevistas a distintos actores de la sociedad civil, reportes de salarios en el sector, un diccionario chino-inglés de términos de desarrollo, etc.

Además de la plataforma, el Informe de Desarrollo en China organiza un foro anual y varios talleres para la creación de capacidades en el sector. En estos orienta a organizaciones no gubernamentales extranjeras que quieren trabajar en China sobre aspectos legislativos o características de la sociedad civil en ese país, informa a estudiosos de la sociedad civil en China, o capacita a iniciativas chinas en cuestiones de gestión, promoción, financiamiento, etc.

Para ampliar el alcance de sus esfuerzos, la iniciativa publica libros basados en investigaciones propias que vende en línea o en papel, envía un boletín electrónico mensual a sus colaboradores, y organiza discusiones e intercambio de recursos e información a través de sus distintas redes, como Twitter, Facebook, Linkedin, Sina Weibo y un grupo de Wechat .

Organización interna y estrategias de financiamiento

El Informe de Desarrollo en China se registró originalmente como empresa pero en 2016 decidió cambiar su figura legal a organización civil (社会组织). Esto porque cambios en la Ley de Caridad de China facilitaron el registro a las organizaciones no gubernamentales y el gobierno compra servicios de las organizaciones que están registradas para apoyar sus programas. Esta ley ha promovido el registro de muchas ONGs que no lo habían hecho ya sea por las complicaciones del trámite o porque trabajan temas políticamente sensibles. Aún así, las principales fuentes de financiamiento del Informe de Desarrollo en China son las donaciones de fundaciones internacionales, porque a diferencia del gobierno chino que suele hacer intervenciones directas en la reducción de la pobreza y destina pocos fondos para el desarrollo de las organizaciones civiles, existen muchos donantes extranjeros interesados en invertir, más que en la solución de problemas específicos, en fortalecer la participación ciudadana en la solución de los problemas socio-ambientales.

Además de con las donaciones, el Informe de Desarrollo en China se sostiene con las ganancias de las ventas de sus publicaciones, con aquellas generadas por la publicación de ofertas de empleo en su página Web, y con el apoyo de voluntarios.

Su equipo es pequeño pero reporta a una Junta Directiva compuesta por varios líderes en el campo (ver aquí), lo que demuestra el perfil y la vinculación inter-sectorial de la iniciativa. Internamente, las decisiones son tomadas por un equipo de alta gerencia, en el que participan el director, el director ejecutivo, los editores en jefe de las versiones en inglés y en chino del sitio, y el contador. Para las decisiones importantes se busca el consenso de todos los miembros de este equipo y cuando no se logra se recurre al voto. En última instancia, el representante legal es el que tiene la última palabra.

A sabiendas de lo políticamente sensibles que son varias de las temáticas que aborda, y de que, en su percepción, la censura en China se ha acentuado en los últimos años, el Informe de Desarrollo en China ha decidido evitar abordar los temas más controversiales para poder seguir cumpliendo de manera gradual su misión de promover y consolidar la participación ciudadana.