El Túmin y Red Tláloc ∗ México



Mercado Alternativo y Economía Solidaria (El Tumin)
The Tumin Project
Sistema alternativo de trueque para el desarrollo local
Espinal, Veracruz, México
http://www.tumin.org/


Red de Multitrueque Tláloc (Red Tláloc)
The Tlaloc Barters Group
Sistema alternativo de trueque para el desarrollo local
Ciudad de México, México
http://redtlaloc.blogspot.mx/

El Túmin y el Tláloc son cupones complementarios al peso, la moneda mexicana. Buscan apoyar los ingresos familiares ofreciendo un medio adicional para facilitar el intercambio de bienes y servicios: el sistema de trueque (que solía ser el mecanismo de intercambio tradicional en la región).

El objetivo central tanto del Proyecto Tumin como de la Red Multitrueque Tláloc es reducir la dependencia de sus comunidades hacia la economía nacional basada en el peso mexicano, el cual no garantiza que los recursos fluyan a las localidades, empujando a sus habitantes a migrar o vivir en la pobreza. Para ello, ambos proyectos promueven la confianza y la solidaridad, y les capitalizan con el uso de monedas alternativas con miras a incrementar la cohesión social, como base para mejorar las vidas de las comunidades. Es por ello que ambos casos son de gran ayuda para explorar la importancia y los medios para lograr la autosuficiencia.

El Proyecto Túmin opera en una zona rural de Veracruz, México, profundamente afectada por la pobreza y sus causas y consecuencias cíclicas, es decir: la dependencia resultante de la falta de medios de producción (las personas trabajan tierras que no son suyas o venden productos extranjeros para sobrevivir ), la violencia que impregna al estado en el contexto de la guerra contra las drogas del país, la división social basada en clases, etnias, etc. Todo esto aún persiste, a pesar de la amplia intervención en el área de varios programas gubernamentales de reducción de la pobreza. Por esa razón, e inspirado por la Red Tláloc, que opera desde la Ciudad de México desde 1996 promoviendo mercados de trueque alternativos (de productos y servicios), los profesores universitarios locales crearon en 2010 un proyecto de mercado alternativo popularmente conocido como “El Túmin“. Un proyecto que busca constituirse como una herramienta para impulsar la economía local (promoviendo la circulación de bienes que no tenían compradores debido a la ausencia de dinero convencional en el lugar) y reducir la dependencia externa (de los recursos y de los valores de la impresión y distribución de la moneda económica).

Los cupones se usan para intercambiar bienes con un valor equivalente a (pero no valido por) 1 peso mexicano ($ 0.08 USD aprox.), y son respaldados por los bienes y servicios ofrecidos por sus socios, los cuales se enlistan en un directorio para que sus miembros puedan comprometerse para apoyarse el uno al otro. Un equipo coordinador, que es rotatorio (asegurando la representación equitativa y la responsabilidad de todos los miembros) monitorea y evalúa el proyecto. Está compuesto por comisiones (educación, comunicación, etc.) que se encargan de organizar diversos temas relacionados con el proyecto, asegurando su carácter integrador.

La comunidad contribuye con el trabajo voluntario (por ejemplo, los promotores), con el pago y la recaudación de túmins, con las instalaciones para celebrar las asambleas, con un espacio para La Casa del Túmin (la oficina central del proyecto), y con el 5% del valor de los productos de los socios vendidos en la Casa de Tumin para cubrir los costos administrativos del proyecto. También contribuye con su participación en asambleas y otras reuniones, y con el pago del personal de la Casa del Túmin. Esta participación ha permitido que el proyecto se sostenga hasta ahora, a pesar de la queja de los organizadores sobre las dificultades que han tenido para ganarse la confianza de las personas y aumentar su solidaridad y participación, que dicen ser el resultado, principalmente, de la habituación de las personas a la asistencia “bienestarista” del gobierno, la corrupción que la impregnaba, el divisionismo cultural/de clase/étnico local, y la falta de claridad de la gente sobre los medios concretos para participar en la solución de sus problemas.